Preparación de la llegada de un nuev@ gat@ al hogar 

La palabra “paciencia” es la que más vas a tener que utilizar y recordar durante el tiempo que dure la presentación pero si estás decidid@ a darle un compañer@ a tu gat@ !adelante! !que no es para tanto!

Llevaba tiempo dándole vueltas a la idea de darle un@ compañera  a mi gato Elvis, lo intenté en dos ocasiones, sin saber que existía un protocolo de presentación, y las dos fueron estrepitosos fracasos, no se puede a un gato que lleva un año siendo “el rey de la casa”, desplazar su sitio con un nuevo compañero porque el no lo va a entender así y posiblemente lo ataque y tengas una batalla campal en el salón.
Si estás pensando presentar dos gatos, es que eres un amante de los animales y sabrás que todos los gatos son territoriales y los “amos” de todo lo que les rodea, incluid@ tu., por lo que tenemos que darles un poco la vuelta, para llevarnos el tema a nuestro terreno y hacerlo sentir que sigue teniendo todos sus espacios y privilegios.
Como ya os he contado en la entrada de “Bella”,  al acogerla me dieron unas pautas a seguir y la dirección de este blog, http://gateros.blogspot.com.es/, que me vino genial, allí te explican como hacerlo sin que resulte una pelea continua ni nada traumático para ambos.

Lo primero es que cuando llegue a casa el gato 2 es que el tuyo no lo vea importante no se pueden ver  , de momento y durante un tiempo solo puede oler.

Habrás preparado previamente una habitación con todo lo que vaya a necesitar tu nuevo inquilino, bol con comida, agua, algún juguete, un rascador y una camita para dormir o el transporting, y el arenero porque de momento y en varios días no podrás sacarlo de allí ni dejar al tuyo entrar, así que muy importante que tenga de todo.
El tiempo de adaptación puede ir desde una semana para los gatos más jóvenes o de varios meses si fuera un gato senior.

Mi caso, es un poco distinto, ya que Bella tiene tiña 😦  (lo conté en la primera entrada), y son 5 semanas de tratamiento así que os puedo decir,  que de momento a Elvis  le  puse el comedero junto a la puerta de Bella para que se vaya acostumbrando al olor y  desde el primer día  come  cuando  oye a la gatita comer, incluso hay días que me pide cariños junto a  la  puerta  (eso es muy bueno).  Para  prueba  de lo que os cuento  os  dejo el momento del “acercamiento a la puerta” de una “amenaza”  que  se  esconde  al  otro  lado de la puerta… Bella.  El siguiente paso será que la vea a través de un cristal,  ya os contaré a ver que pasa.



Anuncios