Dicen que hay que pensar las cosas 10 veces antes de decirlas cuando estás enfadado, y tal vez con el enfado  que llevo encima no haga bien en escribir este post,   pero allá voy, de un modo u otro estas modas absurdas de hoy en día nos afectan a los que amamos y consideramos a los animales como un igual y ya estoy harta de rechazos a los más necesitados y que por norma la adopción “ideal” sea la de gatitos de 2/3 meses 

Soy voluntaria en mi ciudad en protección animal y son cientos los gatitos que por un motivo u otro encontramos en la calle sin hogar y a los que intentamos encontrarles uno, la mayoría de ellos motivados por el abandono, el regalo de navidad creció y ya no me gusta, otros los regalan por  “alergias”, “me voy fuera YA”, “mi casero no me deja”, “mi novio/a no lo quiere” …  “espantadas de inmediato como: es que hoy a las 18:00  me voy y lo dejo en calle sino vienes a por él, y frases por el estilo oímos y leemos en las redes sociales a diario.

El destino del animal en cuestión cambia dependiendo del “grado de sangre azul” (léase con toda posible ironía porque con esa intención lo escribo) que éste disponga y por supuesto una condición indispensable es que no supere los 2 meses o echándolo largo un máximo de 3 meses. ¡por favor! Un gato doméstico tiene una esperanza de vida de de 15 – 20 años ¿cómo podemos descartar por “mayor” un bebé superior a 4 meses de vida?,  claro que esto queda en un segundo plano y  “perdonan” si el gato en cuestión es un azul ruso (he conocido listas de espera), un bosque de Noruega (de locura), un maine coon, rag doll, un persa…  o similares.

No todos los casos por supuesto, hay gente maravillosa que se fija en la necesidad, nos han adoptado, gatitos a los que le faltaba un ojito, positivos a inmuno, de dos en dos, adultos … y de verdad que pido disculpas de antemano si mis palabras suenan fuerte pero es con una pequeña minoría el enfado, que no saben el significado que entraña la palabra “adopción” y lo importante que es encontrar hogar para estos pequeños y lo que nos desvivimos por ellos.

Algunas personas llegan con una lista de deseos que debe cumplir su nuevo “compañero” que para eso “lo adoptan”, tiene que tener todos los test hechos, por supuesto negativos o pasamos a otro gato,  y por supuesto ser gratis de por vida…

 Pregunta;  ¿lo dais esterilizado?

Respuesta; tiene 2 meses

Pregunta;  ¿y cuando llegue el momento de esterilizarlo os hacéis cargo? ¿y vacunas quien las pone? ¿os aviso cuando le toquen?

Tragamos saliva sonriendo y seguimos con la entrevista… querría un gato común (esto les hace sentirse bien) pero con el pelo largo o semi largo, muy cariñoso, que no sea muy movido, más bien tranquilo

En este caso ¿qué haces? Por supuesto que todos necesitan un hogar, grandes, pequeños, grandes, adultos, comunes, de raza, todos sufren de esta lacra que es el abandono y el no querer esterilizarlos lo que hace que haya un exceso de gatos “donde poder elegir” porque al cerrar la visita y ver que no han conseguido lo que pretendían su despedida es… “gracias, voy a seguir buscando que hay muchos”

 Si estás pensando en adoptar, hazlo con el corazón, los adultos pasan años en los refugios  hasta que alguien se fija en ellos, han sufrido en sus carnes el haber conocido el calor de un hogar y el que un humano insensible lo haya abandonado, y que la mayoría de los humanos lo ignoren porque “no es bebé”.

Por eso y resumiendo esto solo se soluciona ESTERILIZANDO, salvas vidas, con el simple gesto de esterilizar a tu gato. Poco a poco esta lacra tiene que desaparecer, no puede haber tantos animales para adoptar porque no hay casa para todos, ya que en cuanto hay bebés, les quitan un merecido sitio a los necesitados adultos de los que casi nadie se acuerda.

Aisha, gatita adulta en adopción

Aisha, gatita adulta en adopción

Anuncios