No  puedo darle otro título a este post o más bien a esta reflexión, no sé si hago bien con ponerla en público o tal vez no sea el día pero ¿sabéis? solo yo soy dueña de mis actos y creo que sí, que tengo que plasmarla porque sé de seguro que muchos de vosotros os veis identificados como yo, en muchas de las situaciones de las que !estoy harta! Y así podríamos gritar juntos ¡estamos hartos!ojollorando

Todos sabemos que nuestra querida España no es precisamente un país amante de los animales ni mucho menos, estamos cansados de leer continuamente casos aberrantes de maltrato hacia ellos y a todo tipo de animales en esos actos. Tan solo hace unos días a unos perritos de apenas unas horas de vida les amputaron sus patitas y los tiraron vivos a un contenedor ¿puede haber monstruos ¡no personas! MONSTRUOS que sean capaces de hacer algo así y ¿seguir viviendo? . Nos enfrenamos a miles de casos que no tienen explicación alguna  y para los que la mayoría quedan en el anonimato y para el que se consigue denunciar se queda en apenas una multa irrisoria que sufrimos todos los amantes de los animales y que no pasa nunca a merecidas condenas. ¡Estoy harta!

Para los gatos no es mejor la suerte que corren en la calle, acechados, golpeados, atacados, disparados, atropellados, rociados con ácido, ignorados, la mayoría de gatas paren a sus bebés debajo de los coches sin protección alguna, o en los parques a la vista de que cualquier desalmado pueda hacerles daño, de que por una queja vecinal esas gatitas sean perseguidas, ya no digamos cuando un gato entra en el patio de un colegio eso ya es ¡el acabose! hasta lo acordonan para proteger ¿Qué? ¡POR FAVOR! Infórmense que los gatos no son la peste, ni la transmiten,  al contrario señores, ya ocurrió en la edad media que exterminaron todos los gatos y ¿que ocurrió? como recompensa a tan vil acto apareció la peste. Algo de cultura no estaría mal a esta sociedad enferma de tonterías ¡Estoy harta!

Harta de ver como mal viven los gatos en la calle, y como la mayoría de las administraciones lo permiten y lo que es peor, ¡no les importa!

A diario tenemos que rogar, si rogar,  a  cualquiera de los ayuntamientos de nuestro país que los protejan con firmas a través de redes sociales, movilizándonos en masa para que no los maten y con campañas de rechazo a tales barbaries, argumentando que nos los sepulten, que no derruyan casas que tengan vidas dentro,  que no los exterminen, que no los ataquen, ¡que los dejan vivir! por favor, que son actuaciones OBVIAS que no es necesario argumentar nada más que ¡que son vidas!, y que cumplen espléndidamente su función , que las entidades municipales trabajan por y para los ciudadanos y que somos nosotros (CIUDADANOS)  con nuestros impuestos quienes pagamos sus sueldos ¡Estoy harta!

Anoche conocía este caso que nos vuelve a dejar sin palabras, un “elemento” que no tiene otra ocupación que disparar a los pobres gatos indefensos que se ve tienen pocos peligros en las calles que contribuye con otro más y es  dispararles flechas    se ve que tienen pocos peligros que quiere contribuir a hacerles todavía más insoportable su existencia si eso es posible…

¡Estoy harta!
Anuncios