Buscar

Historias de gatos

Categoría

Sentidos del gato

Y ahora…CARICIAS

A los gatos, por lo general, les encanta acariciar y que los acaricies (esto último con algunas restricciones dependiendo de cada animal), en parte porque el acto de tocar, sea con la lengua o con la cabeza, es una de las formas que tienen para dejar constancia de su marcaje y de “su paso por ahí”. El ser acariciados los hace sentir tranquilos y relajados y para el humano también es un momento muy relajante (por lo menos para mi).

El pelaje de nuestro gato y sus bigotes son extremadamente sensibles. Tenemos que tener claro que Elvis, por ejemplo acepta cualquier tipo de caricias y cualquier zona,  podría pasar horas acariciándolo y a el le encanta y se queda dormido, sin embargo  Bella (la peque de la casa) le gusta más en la cabeza, cuello y sobretodo bajo la barbilla, y ocasionalmente la barriguita pero por un corto espacio de tiempo.

A nuestros animales no les gusta ser acariciados por alguien a quien no conocen, y menos que les acaricien la tripita o la cola, esta parte solo debes acariciarla cuando sea tu gato el que te la ofrece y durante un determinado tiempo no muy largo, ya que como aviso te puedes llevar un bufido o una intención de mordisco como forma de prevención, si “ya basta” de caricias te lo hará saber, te agarrará tu mano con sus patas delanteras y dará pataditas con las traseras, lo siguiente será un mordisco así que… este es el primer aviso.  Antes de empezar la sesión de mimos deja que olfatee tu mano, acaricia primero la cabeza, si no se marcha es buena señal y puedes continuar por el cuello (ahí les encanta), el lomo, los costados… !ah! y nunca a contrapelo, a la mayoría de gatos no les gusta esta práctica (a Elvis, el mío adulto si que le gusta pero a Bella no).

Adjunto un cartelito que circula bastante por internet pero que es muy claro de lo que he  expresado en esta entrada. Ya sabéis que cada gato es muy particular en cuanto a comportamiento, y lo que a uno le gusta el otro bufa cuando se lo haces, por eso a los míos les acaricio dónde les gusta !y todos contentos! ¿y al tuyo? ¿cómo y dónde le gusta que lo acaricies?

Anuncios

Como buen gato…lo huelo todo

Los que tenemos la suerte de compartir nuestra vida con amigos gatunos lo sabemos muy bien, el sentido del olfato para nuestro gato es fundamental y vital, huele todo lo que está a su alrededor (por lo menos los míos) ; antes de acercarse a alguien, la comida que le ofreces, la presencia humana, la de otro gato, incluso a veces mueve su nariz al aire sin que aparentemente haya nada “a nuestra vista”.
El olfato fue decisivo cuando decidí presentar a mis gatos, el acostumbrar a los olores de cada uno en proceso que duró 5 semanas, y del que estoy plenamente orgullosa cuando los veo. El sentido del olfato del gato doméstico es 14 veces más agudo que el del ser humano que tiene 20 millones de células olfativas, el gato tiene 67 millones de dichas células aunque no consigue superar los 200 millones de nuestros amigos los perros, por eso no te sorprenda que un cajón de arena que para ti puede ser “tolerable” resulte ofensivo para tu gato, claro que esto es un “problema” de los gatos domésticos, y el olfato del gato sirve para mucho más y “ahí afuera “juega un papel decisivo a la hora de marcar su territorio, buscar una presa o decidir si la comida que se encuentra es apta para comérsela.
Seguro que has visto alguna vez a tu gato con la boca entreabierta como si saboreara algo, aparentemente con “cara de tonto” esto es debido a que nuestros gatos pueden percibir olores con la boca además de con la nariz, hay una parte situada en la parte delantera del paladar llamada órgano vomeronasal o de Jacobson, que les sirve para localizar por ejemplo el aroma de una hembra en celo.

Una curiosidad; si tu gato es excesivamente quisquilloso y rechaza la comida que le pones, prueba a calentarla (solo tibia), esto hace que la comida desprenda un olor más atractivo para el gusto de tu gato y  la coma sin protestas.

¿Sabías que a los gatos se les identifica por su nariz? Son sus huellas dactilares y como tales, no hay dos iguales.

Será por bigotes…

Bigotes de mi gato “Elvis”

Los bigotes de tu gato también son una fuente de información sobre cómo se encuentra, son sensores que les permite moverse, al igual que ocurre con las orejas o la cola, aunque éstos no requieren de cuidados específicos NUNCA deben de ser cortados, ya que ésto haría que peligrara su estabilidad. ¿Te has preguntado para que sirven? No son meros adornos, su nombre científico es vibrissae significa reconocer el más mínimo movimiento o vibración de aire en su alrededor.

Gracias a sus sensibles bigotes el gato expresa sus emociones y puede calcular el espacio a su alrededor así como la distancia a la que se encuentran los objetos que se van cruzando en su camino y no tropezar con ellos o escurrirse por la rendija más pequeña, puede pasar alrededor de una habitación con múltiples obstáculos y no tropezarse con ninguno. Normalmente los gatos cuentan con veinticuatro bigotes, doce a cada lado de su hocico,

No solo se encuentran alrededor de su nariz y boca, también en menor número como cejas sobre los ojos, barbilla y la parte trasera de sus patas delanteras.

Alguna de las señales de los situados a ambos lados de la nariz son; si está tranquilo, los bigotes se ven relajados pero levemente ladeados, si tiene miedo o está enfermito los echa hacia atrás y pegados a las mejillas. Si algo llama su atención los pone ligeramente tiesos e inclinados. Esta posición la exageran si se siente amenazado y se pone a la defensiva, dispuesto a atacar, en este caso los inclina hacia delante, incluso hasta sobrepasar el hocico.
¿ Sabias que? Hay razas de gatos que tienen los bigotes rizados? no debes tratar de estirarlos, de este modo tan peculiar tienen las mismas características que los rectos y funcionan de la misma manera. Aquí te dejo una foto que me ha parecido muy curioso, me han sorprendido, ya que desconocía este tipo de bigotes, lo leí en About.com un blog de referencia y a tener en cuenta los amantes de los felinos y en la red los nombran pero no hay fotos que se vean muy bien  y ninguna tan llamativa como ésta.
Hay razas de gatos  (devon y cornish rex) que tienen los bigotes rizados (no se si tanto) no intentes alisarlos.

Agradecería si algun@ conocéis algo sobre este tipo de bigotes (estoy “investigando” a ver si son reales) me gustaría que lo compartieras bien en un comentario o escribiendo a: cronicasdegatos@gmail.com

15/04/2013
Son reales, por lo que damos los datos por correctos (aunque sigo buscando más fotos). Leer los comentarios de esta entrada la aportación de nuestra amiga Merche Rubio que tuvo la suerte de ver y de disfrutar uno de estos magníficos ejemplares. Gracias Merche.

El gusto es…DE TU GATO

Como siempre que preparo una nueva entrada,  consulto en internet y en otros  blogs  a los que  sigo para  comprobar  la disparidad de comportamientos  diferentes en cada gato, ya que cómo todos sabéis no hay dos gatos iguales y en gustos suelen ser bastante dispares. En estos días mis entradas están dedicadas a los sentidos del gato y hoy está dedicado a “el gusto”.

He encontrado un artículo que me parece realmente interesante y serio en El gato en casa.com  en el hablan expertos en nutrición felina por lo que prefiero no transcribir nada en mi blog, pero  os aconsejo que no os perdáis lo que explica. Al igual que este otro habla de los alimentos tóxicos para nuestros gatos y que debemos de tener muy en cuenta.

La mayoría de entradas, las traslado a mis gatos, por ellos empecé este blog. No obstante es importante tener en cuenta que la gran diferencia ante la degustación entre perros, gatos y humanos, los humanos poseemos 9.000 papilas gustativas, el perro 1.706 y el gato solo 473.

Así que aparentemente y por los datos descritos parece ser que el humano es el “culpable” de las preferencias culinarias de nuestro gato, hasta el punto que humanizamos nuestros gustos en ellos, les damos a comer alimentos a nuestro gusto y es que, en contra de lo que la mayoría pensamos, un gato no se cansa de comer siempre el mismo alimento, es sólo un gesto de nuestra necesidad de variar sabores y al que acostumbramos desde el principio a nuestros compañeros felinos, claro que posiblemente nuestra experiencia con cada uno de ellos sea otra muy distinta.

A la hora de elegir un alimento, en el gato intervienen muchos factores, el olor, la forma y sobretodo la textura, estos si que lo elige nuestro gato. Es importante ofrecerle una alimentación equilibrada, yo prefiero darles comida seca, les voy variando los sabores pero no acabo el día sin ofrecerles alguna latita que a los dos, sobretodo a Bella, les encantan.

Gustos de Elvis

Lleva conmigo 2 años, y cómo llego tan delgadito y tan mal nutrido, reconozco que tal vez lo tenga excesivamente mimado desde el primer día, en el que se dio un gran atracón de leche para gatitos, le he procurado comprar variedad de comida seca  para ver cual le gustaba más en dependencia de la edad en la que se encontraba, algunos de ellos han acabado en el armario de la despensa sin casi ni siquiera empezarlos, no le gusta nada que lleve pescado ni derivados, ni verduras ni que vayan rellenos, tampoco le gustan  golosinas de ningún tipo, le he comprado de todas formas y colores. Su comida  preferida es la de pavo con arroz y pollo y una que le compré con cebada para gatos esterilizados pensando que “me lo iba a comer yo”  y me sorprendió el ver que la comía muy a gusto y desde entonces la tiene incluida en su dieta.

Ha probado alguna otra combinada pero le tiene que apurar mucho el hambre para que se anime a probarla y … no le dejo pasar hambre, ya pasó bastante cuando lo abandonaron.

Gustos de Bella

Mi gatita es una “todo terreno”, la mayoría ya sabéis en las condiciones tan malas que llegó Bella, y ella si que come de todo…debe de ser que todavía le queda hambre pobrecita. Le compro también comida seca porque considero que es lo más equilibrado para ellos y que cubre todas sus necesidades, ¿no os ha pasado que cuando leéis las características y componente os apetece probarla?  Beneficia la digestión, favorece el tránsito, evita que se formen bolas de pelo en el estomago, mantiene el pelo  brillante, músculos firmes, huesos y dientes fuertes… El sabor le es un poco indiferente, ella con tener lleno el plato le basta, come de todo;   pescado, pollo, buey, verduras, cereales… todo lo que ve en el comedero se lo come e incluso a veces la del comedero de Elvis también. Eso si, uno de los momentos más placenteros de mi día con ellos es cuando ven que les abro una bolsita sabrosa con filetitos en gelatina, no me dan tiempo de abrirla que ya están los dos pidiendo y maullando a ver a quien le llega antes su ración.

¿Y vuestros gatos? ¿Qué gustos culinarios tienen? ¿Te animas a compartirlos con nosotros?

El enigma de los ojos de tu gato

Esta semana va de sentidos, hemos empezado hablando de las orejas de nuestro gato,  luego los bigotes, y ahora le ha tocado el turno a los ojos, nuestro felino a parte de su elegancia innata, su suave pelaje, su inteligencia…tiene un sentido mucho más poderoso y enigmático que es la vista, viene totalmente adaptado con la maquinaria más precisa que podamos imaginar; para protegerse y sobrevivir.
Es difícil ganarle a un gato por la noche, lo que cambia en las horas de luz el gato, dosifica la luz que entra a través de su iris (abriendo y cerrando) consiguiendo una mejor y más exacta ubicación de los objetos.
Ojos de “Bella”
Los felinos tienen una banda central dentro de su ojo, llamada raya visual. Gracias a esta peculiar raya pueden distinguir la mayoría de colores, pero no todos. Pueden distinguir; azul, celeste y tonos verdosos.
Otra característica de la visión de nuestro gato es la gran amplitud de visión, cuentan con una amplitud visual de unos 200º (los humanos unos 180º).
Ojos de “Elvis”
Una parte muy llamativa del ojo (aunque no visible a simple vista) es la membrana nictitante  que es un párpado extra que les sirve como protección, tanto para bacterias como posibles amenazas, gracias a esta membrana no necesitan abrir y cerrar los ojos (pestañear) para mantenerlos lubricados. Este “tercer párpado” no es visible, si a tu gato se le ve es mejor que lo consultes con tu veterinario, puede ser que esté enfermo o se haya hecho una herida en el ojo. No debemos olvidar que los gatos son animales depredadores, y por esta razón cuentan con ojos al frente de la cabeza. De este modo pierden un amplio campo de visión hacia los lados, pero ganan visión en profundidad, para así poder cazar mejor.
Una leyenda, a las que soy tan aficionada cuenta que los egipcios llamaban al gato “mau” que significa “ver”. De hecho en el antiguo egipto se decía que la mirada de un gato buscaba la verdad y afirman que veía más allá de la muerte.
Los gatitos abren los ojos a partir del séptimo día, pero no los utilizan perfectamente hasta pasados los 3 primeros meses. Todos los gatos nacen con los ojos azules y es en ese período de los 3 meses que cambian a su color definitivo de ojos.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: